Respuesta a: Magia y Presentación – Henning Nelms

24 noviembre, 2016 a las 6:20 pm #2357
Óscar RódriguezÓscar Ródriguez
Participante

Mi idea inicial no era debatir aquí, solo prepararlo. Pero podemos hacerlo,
Pablo, te contesto (al menos lo intento). Por supuesto es mi opinión personal, que no es la verdad absoluta, pero es lo única que tengo. el tema es que me cuesta mucho no enrollarme para darte argumentos. Como dijo aquel: perdona que sea tan largo pero no tengo tiempo de hacerlo más corto.

Para empezar un truco de magia no tiene porque tener sentido. De hecho un truco de magia probablemente no lo tenga. La cuestión es si se pretende quedar en el mero truco, en el mero puzzle. Eso no es magia ¿y porque no es magia para mi (llámala ilusionismo si te gusta más la palabra) porque no es arte. ¿Y porque no es arte? Porque no produce sentimientos. Puede ser bonita, técnicamente perfecta incluso, pero tendrá la misma consideración de arte que un cuadro de hotel puesto para cubrir un vacío y que la gente ve de pasada pero se olvida según sale del cuarto. Es decir, pasa de ser arte a ser artesanía.
Algunos (sobre todo magos) les basta con un truco, con el simple y llano asombro. Es muy habitual en los magos, pero el profano medio lo ve, piensa que es curioso y se pasa a lo siguiente. Es decir, sale del cuarto del hotel olvidando aquello que vio.
Dices que si no tiene explicación es magia…puede. Pero te digo que el público que ve un truco si le ve explicación: El “mago” hace algo que no conozco, un ardid. Por lo tanto ya no es inexplicable, es inexplicado, que es diferente: Tiene explicación lo que ocurre es que yo no la conozco.
Lo que ha de buscarse (creo) es que esa búsqueda de la explicación no importe, que el asombro no sea lo único que sienta sino, además, la absolutamente falta de necesidad de buscársela. Que el sentimiento que tenga le llene tanto, que la búsqueda de la explicación no merezca siquiera la pena.
¿Es suficiente con que tenga sentido? Por supuesto que no, pero si no lo tiene difícilmente pasará de la categoría de puzzle. Otra cosa que se puede hablar es que es el sentido y como se consigue. Eso es donde personalmente está mi búsqueda.
La mujer cortada, los aros chino as y muchos otros clásicos generalmente no tienen sentido. Eso lo hacen, para mi, aburridos. Los ves, quizás te asombre las 5000 primeras veces, después lo olvidas. Muchas veces se consigue algo a través de “artificios” como la música, pero como dijo Gea una vez, entonces te dan ganas de aplaudir al músico y olvidar al mago. Compara una rutina de aros chinos clásica con la rutina de aros chinos que hizo Figueroa…¿Cuál te gusta más y donde está la diferencia?. Yo lo tengo claro (lo que para ser honesto no es mucho decir porque de lo que estoy seguro hoy, dejaré de estar seguro en un tiempo)
¿Eso es magia? Para mi no pero para muchos Pollock, Juan Gris o Picasso no es arte sino garabatos…el arte, por supuesto es objetivo. Ahora bien, si es posible (creo) saber que tipo de sentimientos se puede buscar en un grupo mayoritario de gente ¿Solo asombro? ¿Cómo lo hará? ¿qué piense cuanto me he reído? ¿Qué bonito es lo que he visto?
Y sobre las modas…claro que hay modas, pero eso no cambia la esencia: Remover y sentir. Lo que pasa con la moda es que cambia el envoltorio, no el fondo. Del mismo modo que hace años dar a un juego la apariencia de tener poderes podría tener sentido, ahora creo que no tanto. Pero lo que cambia la moda es el “vestido” no la necesidad de vestirse. Se cambia la técnica, el discurso, pero no la necesidad de darle sentido a las cosas.