Respuesta a: Magia y Presentación – Henning Nelms

25 noviembre, 2016 a las 10:51 am #2363
Óscar RódriguezÓscar Ródriguez
Participante

Pablo,

Creo que no estás tomando “Sentido” en el significado dado por el autor. Tu hablas de tener explicación, que es otro tema. Lo que dice el autor es que con que no tenga explicación para el espectador no es suficiente, el asombro existirá, sin duda, pero será temporal y con una huella muy débil.

Darle sentido es que sea coherente y pertinente, que se haga en el momento justo, en el lugar justo. Es decir, que la magia tenga un contexto adecuado y que el espectador los sienta así. Si no la gente lo verá como algo simplemente curioso en el mejor de los casos. Incluso molesto para muchos llegado a ciertos extremos.

Si una persona está flotando sin más…te asombrará, sin duda, pero lo que pensarás es como narices lo hace.as A lo mejor incluso le das vuelast. Si te ve, como cuentas, hace como se asusta y se va le ha dado un sentido: Estaba haciendo que no podías ver, tiene un poder oculto que debe ser oculto y tu lo has descubierto…te está llevando a un historia. Le ha dado sentido. Y entonces te acordará toda la vida de la vez que pillaste a un posible ¿Superheroe? que estaba oculto. Y él no ha hecho nada más que hacer como que se sorprende.

Por eso quizás, la rutina de aros chinos Jaime Figueroa sea, quizás, la primera rutina de aros chinos que me gusta: tiene un sentido. No es una persona que quiere mostrar una curiosidad sobre algo que no debería pasar y pasa…(que parece más una curiosidad científica del tipo “haga el experimento en casa”) sino que los aros tienen una vida y una historia, se revelan contra el. Una semana después aún me acuerdo. Del resto de aros chinos dejo de acordarme cuando aparece el siguiente número.